Introducción a las Ciencias para el Mundo Contemporáneo


A lo largo del siglo XX y en la primera década del siglo XXI, la humanidad ha adquirido más conocimientos científicos y tecnológicos que en toda su historia anterior. La mayor parte de estos conocimientos llegan deformados o mutilados a los ciudadanos y ciudadanas, que no tienen la oportunidad de integrarlos en un todo lleno de sentido, que pueda contribuir a enriquecer su vida personal con una base científica de carácter reflexivo y crítico, imprescindible en nuestro tiempo.

De esta manera las Ciencias para el Mundo Contemporáneo pretende contribuir a que el alumnado aprenda a distinguir la información científica de la que no lo es; a valorar el respeto por la naturaleza y el medio ambiente y a conocer cómo influimos en el calentamiento global del planeta; también tendrán la oportunidad de comprender las llamadas energías renovables, el reciclaje o los nuevos materiales y aprender a vivir más y mejor, así como a integrar en nuestras vidas los avances en las nuevas tecnologías y la investigación médica.

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE) incluye Ciencias para el mundo contemporáneo (CCMC) entre las materias comunes a las tres modalidades del Bachillerato: Artes, Ciencias y Tecnología, Humanidades y Ciencias Sociales. La inclusión de esta materia con el carácter obligatorio y generalizado que ha dispuesto la LOE, supone un notable avance para la incorporación de la cultura científica a la formación ciudadana y constituye una excelente oportunidad para incorporar de una vez por todas la ciencia a la cultura.

El Real Decreto 1467/2007, de 2 de noviembre (publicadas en el BOE de 6/11/2007) establece la estructura del Bachillerato y fija las enseñanzas mínimas para todas las materias, incluidas las de CCMC. De acuerdo con el Decreto 202/2008, de 30 de septiembre, por el que se establece el currículo del Bachillerato en la Comunidad Autónoma de Canarias (BOC de 10 de Octubre de 2008), entre los objetivos comunes más significativos de las Ciencias para el Mundo Contemporáneo se encuentran:

· Desarrollar una cultura científica para la participación ciudadana a través de cuestiones cotidianas y de repercusión social.
· Conocer mejor el mundo y los grandes debates de la sociedad que conciernen a la ciencia, la tecnología y el medioambiente.

Nuestra propuesta incluye tres grandes finalidades:

Comprender algunos aspectos de los temas científicos actuales objeto de debate con sus implicaciones sociales.


Ser consciente de las controversias que suscitan, familiarizándose con algunos aspectos de la naturaleza de la ciencia y el trabajo científico.


Adquirir actitudes de curiosidad, antidogmatismo, tolerancia y tendencia a fundamentar las afirmaciones y toma de decisiones.



Resulta imprescindible, para un aprendizaje significativo que incluya la adquisición de competencias científicas, una metodología interactiva que no se limite a la memorización mecánica de los contenidos sino que, partiendo de las ideas del alumnado y de las orientaciones del profesorado incluyendo la exposición de la información, cuando sea necesario, provoque la participación de los alumnos. Para ello es necesario la realización de las actividades propuestas, discriminando entre la información buscada, debatiendo hipótesis, reelaborando y dando a luz sus propios textos, participando en debates y foros, utilizando adecuadamente las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, para poder elaborar sus propias conclusiones. Se trata de ser capaz de utilizar tanto una metodología hipotética deductiva, que parte de hipótesis, leyes y principios para dar una explicación y tratamiento a la problemática de la realidad, como a una ciencia de corte inductivo que parte de interrogantes y problemas concretos (cuestiones cotidianas y de repercusión social) y, a través de ellos, selecciona y utiliza los contenidos teóricos indispensables para su estudio y poder abordar la solución de los mismos.

Sería muy conveniente que al menos una hora semanal se impartiera en un aula TIC (con un ordenador para cada dos alumnos, con conexión a Internet) y pantalla o pizarra digital con cañón de proyecciones conectada a ordenador central.
Puede ser de gran ayuda el disponer y usar un Aula Virtual con plataformas tipo Moodle, que permita el seguimiento de la asignatura, y del aprendizaje del alumnado, donde poder descargar y visionar documentos, animaciones, videos y actividades así como la realización de tareas, realización de foros, etc. a través de la plataforma.
Se trata de una metodología de Ciencia contextualizada basada en la investigación orientada de problemas relevantes. Una metodología que concibe el desarrollo del currículo como un programa de tareas y actividades a través de las cuales pueden ser construidos y adquiridos los conocimientos, estrategias habilidades, actitudes y competencias que nos hemos propuesto alcanzar.

Dicha metodología está en sintonía con las contribuciones más relevantes de la didáctica de las ciencias en los últimos años:

· La orientación CTSA, que se interesa en poner de relieve las repercusiones sociales de la ciencia y la tecnología, incorporando los problemas medioambientales (CTSA) e insistiendo en la idea de desarrollo sostenible.
· La alfabetización científica, enfoque emergente que reivindica para la ciencia un puesto de primer orden en la cultura general de los ciudadanos, para así capacitarlos para tomar decisiones sobre problemas relacionados con la misma.
· El uso, selección y contrastación de las diferentes fuentes de información, incluyendo las Tecnologías de la Información y la comunicación (TIC)
· La metodología de ciencia contextual o ciencia cotidiana, que enfatiza la conexión teoría-realidad, es decir, la conexión de la ciencia con objetos y fenómenos de la vida corriente.
· La atención a cuestiones epistemológicas, en especial la naturaleza de la ciencia, el trabajo y el modo de actuar de los científicos.
· Contemplar la dimensión axiológica, los valores y los comportamientos éticos y responsables. El progreso científico debe beneficiar a todos los ciudadanos y contribuir a eliminar las grandes desigualdades en la injusta distribución de la riqueza.

Lo que pretenden las Ciencias para el mundo Contemporáneo es que los alumnos y alumnas adquieran en bachillerato una cultura científica para la vida, pensando en aquellos, cada vez más numerosos, que no prosiguen a continuación sus estudios o al menos los estudios científicos.

La idea de alfabetización científica va indisolublemente ligada a la de “formación ciudadana”, pues conlleva un objetivo primordial que es el de preparar a los futuros ciudadanos para tomar parte en debates sobre cuestiones sociales de relevancia científica. El ayudarles a tomar decisiones cotidianas, que tienen una base científica de forma fundamentada.


La ciencia y la tecnología influyen de manera determinante en la sociedad desde hace más de 500 años. La Ciencia contemporánea ha redefinido no sólo procesos técnicos o tecnológicos, sino también sistemas económicos y estructuras sociales, y ha formado nuestra experiencia del mundo. Pero, sobre todo desde la Segunda Guerra Mundial, la sociedad habla a la ciencia, la interroga, le exige respuestas y soluciones. Hoy en día la ciencia y la tecnología son tan importantes para el estado del bienestar que la producción del conocimiento se ha convertido en una actividad social altamente distribuida y radicalmente reflexiva.

Los autores:
Francisco Martínez Navarro
Juan Carlos Turégano García